miércoles, 14 de octubre de 2015

De cómo Katamino no podía faltar en este blog


En un blog donde hasta ahora los juegos de mesa reseñados refuerzan principalmente las competencias básicas relacionadas con la visión espacial, no podía falta el famoso Katamino, distribuido en España por la editorial Morapiaf, pero ¿es tan interesante como parece?... Veámoslo.
Lo primero que tengo que decir, y ya desvelo parte del pastel, es que seguramente habréis oído hablar del archiconocido movimiento "Katamino for the Olympic" que se originó en Twitter hace unos meses y que tuvo una repercusión mundial con millones de re-tweet... pues bien, tengo que decir que fui yo quien lo comenzó, y es por algo.




Katamino no es un juego de mesa en toda la extensión de la palabra, es más bien un hobby, un rompecabezas, un pasatiempo tipo crucigrama o sudoku. Pero lo que sí que es, es una manera de reforzar la visión espacial, que es de lo que se trata.

En él tenemos un cajón de madera que viene loteado en una retícula de cuadrados de 5 x 13. Además tenemos 12 piezas de madera de formas variadas, pero siempre compuesta por 5 cuadrados cada una. Se incluyen también 6 cuadrados sueltos y dos piezas formadas por dos cuadrados.




El objetivo es encajar las piezas dentro del cajón, pero la gracia está en que la dificultad es variable. Pudiendo ir desde 3 en adelante.
Existe un manual, perfectamente encuadernado, donde en función del nivel que quieras completar (siendo el 3 el más fácil y ascendiendo la dificultad a medida que subimos de número) te indican qué piezas usar y colocas un tope para acotar el cajón.



Aún a riesgo de ser calificado como spoiler, esta es una de las combinaciones del nivel 3. El más fácil. Pero la dificultad se va incrementando paulatinamente.

Y ya esta... ya está el lío montado, porque los dos o tres primeros niveles se hacen en segundos, pero a partir del sexto, la cosa se complica. Ahí es donde empieza a florecer la visión espacial más que la prueba-error... a no ser que quieras hacer prueba-error durante horas hasta que te encajen las piezas.

La rejugabilidad es enorme, no sólo por el gran número de combinaciones que aparecen en las reglas, sino también porque cuando termines un nivel, y empieces otro, ya no recordarás cómo encajaste los anteriores.

El diseño como habéis visto es de los más atractivo, por lo que aún siendo totalmente abstracto, puede funcionar con todas las edades. No en vano, la edad mínima recomendada es de 3 años. Esto es debido a que se incluye un modo tipo construcción de figuras, cuya finalidad entiendo es que los niños se familiaricen con las piezas, aunque no hay que olvidar que ellos tienen mayor capacidad que los adultos a la hora de hacer operaciones espaciales con figuras... por lo que no te sorprendas si tu hijo, tu sobrino o un alumno tuyo avanza de nivel el doble de rápido que tú.

COMPETENCIAS QUE DESARROLLA

Principalmente la visión espacial para rotar piezas mentalmente, pero también por conocer dichas formas geométricas y sus dimensiones. Incluso pueden valer en matemáticas para explicar superficies.


Competencias que desarrolla
o     Visión espacial.
o     Pensamiento abstracto.
o     Competencia matemática
o     Competencia artística

Como actividad en clase es evidente que funcionaría con alumnos que terminan la tarea antes que otros, pero sobre todo con niños (y no tan niños) en casa para jugar y mantenerse entretenido durante un buen rato, ya que se pasan las horas subiendo de nivel o intentando avanzar.

LO MEJOR.
Muy fácil de explicar, muy asequible de abordar y muy muy entretenido y adictivo. Capaz de mantenerte ocupado y concentrado por un buen rato.

LO PEOR.


Si eres de los de la imagen, olvídate, o en breve veremos Kataminos en órbita.
Además de eso, entre las competencias que desarrolla no está la de socialización propia de los juegos de mesa, aunque siempre te puedes hacer un pique de tiempo.

Por todo esto lo voy a valorar como de los mejores juegos para desarrollar las competencias de los alumnos en dibujo, puntuándolo con 4 sobre 4 (estando el último punto reservado a juegos con especial interés para las competencias básicas relacionadas con el dibujo).


Como consejo final, probad a jugar con esta música de fondo para meteros totalmente en la "temática".



6 comentarios:

  1. Yo estoy en el level 7 y ya cuesta lo suyo. Me encanta el jueguito es un rompecabezas maravilloso.
    Un saludete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, pues el 7 ya es un nivel, eh?. A medida que subes, la dificultad también lo hace de manera exponencial.
      Gracias por pasarte a comentar Germán!

      Eliminar
  2. El miercoles que viene ire a Donosti y pasaré a comprarlo. En niños, desde que edad se recomienda? Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La edad mínima recomendada son 3 años porque trae una serie de modelos en el manual hechos con las piezas del juego para que los críos las construyan. De ahí en adelante es cuestión de la maña que vaya teniendo.
      Seguro que lo disfrutáis.
      Gracias por pasarte a comentar.

      Eliminar
  3. El otro dia una amiga mia profesora en centros de alto rendimiento le estaba comentando el juego y me dijo que ya lo conocia porque ellos lo usaban para los chicos. Me dejo bastante flipado la verdad. A mi (que evidentemente no soy un niño de alto rendimiento :D ) me gusta bastante el juego, si lo tomas como un entretenimiento en solitario es de lo mas adicitivo, similar a hacer un puzzle, pero sorprendentemente te puede tener un rato largo bastate picado hasta que lo sacas.
    Para niños esta bien incluso como juguete porque las piezas de madera tambien sirven como juego de construccion, incluso tiene un modo para copiar las formas en construcciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo la verdad, suele ser el juego estrella en mis charlas en el Máster de Profesorado. Es por el que más me suelen preguntar porque siempre lo saco.
      Un saludo Bryan

      Eliminar